«

»

feb 14

El “melocotonazo” [XXIV] Omoide wa Okkusenman! – JAM Project

Como ya comenté en esta entrada, además de dedicar mi tiempo a todo tipo de actividades en las que debo estar sentado (o mejor aún, tumbado), también me gusta salir a correr de vez en cuando. Este año me lo estoy tomando más en serio, ya que tengo el objetivo de correr 200 kilómetros antes de terminar el año.

Para intentar no caer en la monotonía (salgo dos veces por semana), de vez en cuando me gusta añadir canciones nuevas a la lista de reproducción que utilizo para motivarme. El tema que os voy a poner hoy, la versión de “Omoide wa Okkusenman!” (“¡110 millones de recuerdos!”) de los grandísimos JAM Project, ha sido de los últimos que he añadido.

Es curioso como una misma canción puede tener significados muy diferentes según cómo sea interpretada. Al principio, este tema me provocaba al escucharlo una gran nostalgia por aquellos año pasados que ya no volverán. Nos hacemos adultos, queramos o no.

Esto es así con su versión original, cuyos orígenes se remontan a 2007 en Niconico) el equivalente japonés a Youtube). Aquí podéis escucharla con subtítulos en español, aunque tened en cuenta que la interpretación del cantante no es muy buena que digamos. Su autor tomó como base el tema “Wily’s Castle (Dr. Wily Stage 1)” (1988) de Takashi Tateishi, parte de la BSO de Mega Man 2.

El "melocotonazo" [XXIV] Omoide wa Okkusenman! - JAM Project

En 2009, JAM Project sacó la versión que puse al principio de la entrada como bonus track del disco “Nico Nico Douga Selection: Sainō no Mudazukai”, en el que se recopilan canciones surgidas en el portal.

Con la fuerza y energía que siempre tiene la banda, el tema se torna completamente distinto. Por supuesto, las voces de los intérpretes de ambas versiones juegan en ligas distintas, destacando especialmente Masami Okui y sus acelerados agudos. Pero como ya he dicho, las sensaciones que transmite son diametralmente opuestas.

El “Okkusenman!” de JAM Project es un himno que invita a plantarle cara a la vida tal y como venga, Da igual lo que te eche encima, tendrás la fuerza necesaria para adaptarte a los cambios. En definitiva, es una canción muy positiva, ideal para escuchar durante los momentos más bajos. Seguro que vosotros también tenéis alguna.

Información contextual: Wikipedia

3 comentarios

1 ping

  1. Roy

    Es un pedazo de tema, yo también lo llevo en mi reproductor musical para cuando necesitas ese toque de adrenalina tipo Eye Of The Tiger con Rocky Balboa :D

  2. Garganta Profunda

    Cuando leí el mensaje anterior sospechaba que irían los tiros por aquí ¡También la llevo en el reproductor cuando salgo a correr! No sé si llegaría a decir que la versión original me despierta nostalgia pero desde luego la vitalidad que tiene la interpretación de JAM Project te llena de mucha más energía.

    En mi caso la nostalgia que me produce al escucharla es sobre la base de Wily’s Castle. He jugado a todos los Rockman desde el 1 al 10 y desde el X al X-6 (a partir de las 3D perdió todo su encanto) en el momento que salieron. Es inevitable sentirla cuando está asociada a sus inicios y estos, a distintas etapas de la vida de cada uno.

    La nostalgia si no sabes gestionarla te puede engullir o convertirte en una sombra de ti mismo. Por ese motivo, Omoide wa Okkusenman!, suele acompañarme en mis recorridos sacándome una sonrisa entre esfuerzo y esfuerzo. Para que se entienda mejor citaré una frase de Haruki Murakami que expresa en su libro “De qué hablo cuando hablo de correr” en la que dice: “Las heridas emocionales son el precio que todos tenemos que pagar para ser independientes”.

    Cuando salgo a correr no lo hago sólo por pura adrenalina u objetivos, lo hago también por el mero placer de correr y eso te hace cansar menos física y mentalmente. Me encanta correr y sentirme parte de la arena húmeda, de crecer recto junto aquellos cipreses que pueblan el recorrido hacia la cima, o de contemplar lo que observan los gatos desde la colina. Sentirme sólo una parte de cada cosa y que cada cosa sienta una parte de lo que yo siento.
    Para mí es imprescindible la música orquestal e instrumental para sentir esa libertad en plenitud. Un tema de ejemplo que te resultará cercano es de Yoko Kanno “The Man in the Desert”.

    Esos 200 KM te los harás mucho antes y si te animas a realizar algunas carreras provinciales o nacionales te resultará un objetivo más atractivo!

    1. Israel Vallejo Rodenas

      Mmm, creo que seguiré tu consejo y crearé una nueva lista de reproducción en el móvil con música instrumental. Lo que suelo ponerme son temas cantados muy enérgicos, que me ayuden a seguir moviéndome cuando empiezo a notar que las piernas no me responden. Que por cierto, llevo más de una semana sin salir a correr por una inflamación en uno de los tobillos. Una pena si tenemos en cuenta el tiempo tan bueno que estamos teniendo, pero creo que no me afectará en la meta que me propuse.

      Por cierto, yo también leí el libro que citas de Murakami, en principio por curiosidad, aunque lo disfruté bastante. Al igual que él, yo uso unas Mizuho para correr :D

  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Como ya comenté en esta entrada, además de dedicar mi tiempo a todo tipo de actividades en las que debo estar sentado (o mejor aún, tumbado), también me gusta salir a correr de vez en cuando. Este año me lo estoy tomando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>