«

»

ene 28

[Libro] El hobbit – J.R.R. Tolkien

[Libro] El hobbit - J.R.R. Tolkien

Como ya hice en 2013, este año me he propuesto una serie de metas a cumplir. Lo de los propósitos de año nuevo suena bien, pero yo prefiero objetivos medibles que me espoleen a seguir esforzándome. Los hay difíciles, como encontrar trabajo, y más sencillos, como leer al menos 18 libros.

Sin embargo, al empezar el año no tenía muy claro qué leer primero, así que me decidí por hacer algo que llevo posponiendo demasiado tiempo: la relectura de “El hobbit” de J.R.R. Tolkien.

Cuando mi padre era más joven, allá por los 70, tuvo una época en la que le dio por leer literatura fantástica. Parece que fue algo pasajero, pero en mi casa quedaron vestigios de ese momento: “El señor de los anillos”, “Cuentos de Terramar”, la trilogía de “El señor del tiempo”… Recuerdo que antes de empezar el instituto la portada de “El hobbit” me llamaba mucho la atención. Por fin, cuando ya estaba en 3º de ESO me decidí a darle una oportunidad.

Quizás me llaméis exagerado, y puede que tengáis razón, pero aquel libro me cambió la vida. No entiendo mi amor por la literatura fantástica (y posteriormente la ciencia ficción) sin lo mucho que disfruté leyéndolo. Y aquí estoy ahora, más de diez años después, intentando hablaros de él. Tranquilos, dejo ya de divagar.

El señor Bilbo Bolsón es un respetable hobbit. Sus días en su casa-agujero de la Comarca transcurren plácidamente entre copiosas comidas y momentos ociosos, hasta que el viejo mago Gandalf se presenta un día. Con él llegan también trece enanos, encabezados por Thorin “Escudo de Roble”, que arrastrarán al pobre Bilbo a una gran aventura… aunque a él no le apetezca demasiado.

“El hobbit” se puede resumir en cuatro palabras: es un cuento maravilloso, un libro enfocado a un público más juvenil que “El señor de los anillos”, pero no por ello menos disfrutable. Lo he gozado tanto ahora, a mis 28 años, como cuando lo leí por primera vez. Aunque claro, el impacto no ha sido el mismo.

El hobbit (libro)

El libro que lo cambió todo para mí.

Es una delicia sentir cómo la imaginación de Tolkien se derrama entre sus páginas, menos constreñida que en sus obras más “importantes” y sin esa fijación por las descripciones minuciosas. Pero, a pesar de ello, la relación entre este libro y “El señor de los anillos” siempre me ha parecido perfecta. Claro está, en la primera edición de “El hobbit” no era así, pero el maestro se las ingenió perfectamente para unirlas.

Os voy a confesar algo: siempre me ha gustado más Bilbo que su sobrino Frodo. No puedo evitar meterme en sus zapatos y sentir cierto orgulloso por cómo cambia desde que la compañía de enanos se presenta en su casa hasta que se introduce en la guarida de Smaug. De señor acomodado a un auténtico saqueador con ingenio, como demuestra en su enfrentamiento con Gollum o el plan para huir del castillo del rey elfo Thranduil, y recursos de sobra (aunque estos dependan demasiado de el anillo).

Un detalle que me llamó mucho la atención tras ver la primera película de la trilogía de Peter Jackson (tengo la segunda pendiente) es que el director decidiera presentar a Thorin como un héroe taciturno. Sin entrar en el acierto o no de dividir la película en tres partes, entiendo que el neozelandés haya buscado darle un enfoque más épico a la obra, similar al de “El señor de los anillos”, y para ello necesitaba un protagonista parecido a Aragorn. Pero ése no es el Thorin que imaginó Tolkien. Sin embargo, sí me parece que Bilbo está perfectamente caracterizado (algo a lo que contribuye la genial actuación de Martin Freeman).

Pero dejando de lado las películas, yo os animo a que leáis “El hobbit” si es que no lo habéis hecho todavía. Creedme, lo disfrutaréis si os lo tomáis como una aventura de corte juvenil y no como otro “El señor de los anillos”. Por mi parte, espero volver a leerlo algún día, a poder ser con mis hijos (cuando los tenga). Es uno de mis sueños desde hace muchos años. Aunque eso sí, creo que lo haré sin las canciones que plagan el libro, algo así como lo que hizo el abuelo de William Goldman con el manuscrito original de “La princesa prometida”.

Imagen principal: pijamasurf

3 comentarios

1 ping

  1. Silvia

    Como sigas recomendando libros, ¡mi lista de libros pendientes de leer se va a volver interminable! La verdad es que tengo ganas de leer El Hobbit ya desde hace tiempo, pero aún no me he decidido.
    Creo que todos tenemos un libro que nos cambió la vida, ya sea porque nos enganchó a un género concreto, o porque leerlo en el momento adecuado nos ayudó a crecer ^^

    1. Israel Vallejo Rodenas

      Lo siento Silvia, es que me encanta recomendar cosas que me gustan. ¡Es un vicio! ¿Cuál es ese “libro especial” para ti?

      1. Silvia

        Acepto las recomendaciones con mucho gusto, ¡sobre todo de libros! ^^ «Eragon». Desde pequeña me encantaron los dragones, y cuando a los 14 años el libro cayó en mis manos fue el boom que desenfrenó mi gusto por la literatura fantástica, medieval, y animales mitológicos :3

  1. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Como ya hice en 2013, este año me he propuesto una serie de metas a cumplir. Lo de los propósitos de año nuevo suena bien, pero yo prefiero objetivos medibles que me espoleen a seguir esforzándome. Los hay difíciles, co…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>