«

»

nov 01

Wordvember 2015 #1

— ¿Cómo has podido?

Los labios de Sara vibraban de puro enfado. La fuerza de su mirada podría fulminar ejércitos enteros.

— Nena, no es para tanto… —comenzó a disculparse Pedro.

— ¿¡Que no es para tanto!? ¿¡QUE NO ES PARA TANTO!?

Cogió un cojín del sofá y, con un movimiento veloz, se lo lanzó con fuerza a la cara. De haber sido algo más duro o pesado lo habría tumbado sin duda.

— ¿Cómo quieres que confíe en ti si a la mínima me traicionas? ¡Y encima con mi propia hermana!

Pedro se apartó el cojín de la cara, una cara rojiza tanto por el golpe como por la rabia.

— Bueno, ¡ya está bien! —exclamó lanzando el cojín de vuelta al sofá—. ¡Sólo es un juego joder!

Ella trató de serenarse, cruzando los brazos en una postura claramente defensiva.

— ¿Un juego, dices? El Risk no es un juego… el Risk es la guerra.

Este año he decidido apuntarme al Wordvember¹, una iniciativa que propone publicar un relato al día durante todo el mes de octubre. Bueno, relato… en mi caso serán cosas bastante cortitas, del estilo de lo que he publicado hoy, porque no tengo tiempo para preparar algo mejor. Simplemente dejaré volar mi imaginación y a ver qué sale. Y sobre todo, a ver si soy capaz de cumplir todo el mes. Con cumplir al menos con la mitad de fechas me doy por satisfecho.

¹ Si los dibujantes tienen el Inktober, ¿por qué no vamos a tener los escritores aficionados algo similar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>